Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia, nuestros servicios y para fines estadísticos.

¿Cómo combinar el trabajo con los estudios?

En el artículo anterior discutimos la necesidad que tiene un desarrollo profesional continuo. Seguramente, estará de acuerdo con nosotros en que el estancamiento de la carrera conduce a la frustración, la desmotivación y el declive de la productividad laboral. Por propia experiencia sabemos que una forma de salir de este estado desfavorable supone comenzar a estudiar.

El hecho de estudiar abre muchas nuevas oportunidades, pues  formarse en estudios relacionados temáticamente con su profesión, conduce muy probablemente a ascensos, promociones u ofertas de trabajo más interesantes. Además, si no está satisfecho con su posición actual y siente que es hora de un cambio también puede estudiar un área completamente diferente. Una tercera opción no está relacionada principalmente con su carrera sino con su propia satisfacción personal. Algunas personas simplemente disfrutan de conocer nuevas áreas, de  estudiar, realizar exámenes e interactuar con sus compañeros y profesores.

Pero la verdad es que estudiar mientras trabaja a tiempo completo no es una tarea fácil. Cualquier persona podría desanimarse por la visión de sí mismo haciendo ejercicios durante toda la noche e intentando terminar la tarea encomendada. Pues bien, lo crea o no, ¡no tiene por qué ser así! Por ejemplo, en LIGS University, no le molestarán los estrictos plazos de entrega, porque depende completamente de usted el ritmo que quiera seguir con sus estudios.

Sin embargo, aun cuando se lo hacemos lo más fácil posible, todavía existe una pregunta importante que debe ser respondida: ¿cómo estudiar con éxito mientras tiene un trabajo a tiempo completo? ¡Siga los  siguientes consejos!

  1. Establezca sus prioridades

Al tener nuevas responsabilidades, deberá decidir qué actividades deben priorizarse o limitarse. Con el tiempo, automáticamente preferirá terminar las tareas que salir por la noche.

  1. Una buena planificación es clave

La planificación de sus actividades académicas debe incluir unas metas mensuales como exámenes, webinarios o libros compilados para leer. Divida sus objetivos en pasos más pequeños y prográmelos en un resumen semanal y diario.

  1. Leer más rápido

La lectura obligatoria ocupará gran parte de su tiempo. Aunque crea que puede leer lo suficientemente rápido, existen ciertas técnicas para mejorar su velocidad de lectura.

  1. Estudie en cualquier lugar y en cualquier momento

Existen muchas actividades cotidianas como por ejemplo el traslado al trabajo, las cola del supermercado o las tiendas, la espera a que lo que estés cocinando este hecho, en las que puedes usar el tiempo de espera para tu propio beneficio. Aproveche cada minuto libre para repetir rápidamente lo que ha aprendido. Mantenga las notas a mano en todo momento o descargue las presentaciones en su teléfono móvil. Aproveche su tiempo en el gimnasio escuchando las conferencias grabadas.

  1. Aproveche las vacaciones

Seguro que en sus vacaciones prefiere simplemente sentarse y relajarse. Por otro lado, también puede usar el tiempo que pasa en la playa para revisar sus notas o ponerse al día con las lecturas, siendo así, le recomendamos que elija temas más fáciles de estudio, pues también necesita descansar.

Přihlásit se do studenstské sekce